Spinning antes y después: resultados en piernas

Seguro que conoces esas famosas transiciones tipo spinning antes y después que muestran cómo cambia el físico al hacer dieta y ejercicio. Te aseguramos que es constatable, que es real, ¡y tú también lo puedes conseguir!

Quédate para descubrir cómo varía el físico con el spinning en piernas antes y después de practicar esta modalidad deportiva.

Los resultados del spinning en mujeres y hombres llevan a tener un físico a nivel general mucho más estilizado, más moldeado, especialmente en los piernas y glúteos. Además, las zonas con más tendencia a acumular grasa adquieren una mejora en la textura de la piel.

piernas antes y después de spinning

El spinning adelgaza o engorda las piernas

Hacer spinning no engorda las piernas, aunque sí puede hacer que estas ganen volumen. Como actividad física, el spinning está centrado principalmente en el tren inferior del cuerpo.

La dinámica propia de las sesiones, con cambios constantes de intensidad en el pedaleo, obliga a desarrollar mucha fuerza en piernas y glúteos. Esto lleva a incrementar la musculatura de las piernas, pero no a que engorden. De hecho, es más probable que ocurra el efecto contrario, que adelgacen, aunque no de manera específica y directa.

La quema de grasa cuando se practica spinning no es localizada, sino que se produce a nivel general. No puedes decidir voluntariamente perder grasa de los glúteos. Si pierdes más en algunas áreas es porque esas partes del cuerpo son más tendientes a acumular grasa.

En 2010, la revista The Journal of sports medicine and physical fitness, publicó un estudio en el que participaron 14 mujeres con sobrepeso que habían estado practicando spinning durante 24 y 36 sesiones. Los resultados del spinning antes y después fueron los siguientes:

  • 2,6 – 3,2% reducción de peso
  • 4,3 – 5% reducción en el porcentaje de masa grasa
  • Aumento de la masa magra entre un 2,3 y un 2,6%
  • Reducción de las circunferencias corporales

La práctica de esta modalidad deportiva ayuda a perder peso cuando viene acompañada de un entrenamiento accesorio adecuado y dieta con déficit calórico. No engorda las piernas, sino que las moldea.

Quizás también te interesa leer:

Piernas antes y después de hacer spinning

Los cambios que produce el spinning en el cuerpo son visibles con pocas semanas de entrenamiento. Las piernas son las estructuras corporales, junto con los glúteos, que más se ven reforzadas con esta modalidad. Pero veremos más adelante que la bicicleta indoor es un entrenamiento integral.

El spinning en piernas antes y después se traduce en ganancia de fortaleza. Los músculos que más se movilizan son los cuádriceps, los isiquiotibilales y el tríceps sural, además de los glúteos.

El cuádriceps es el principal impulsor de las pedaladas. Aquí es importante adquirir una posición adecuada para evitar inflamación o procesos de tendinitis. Los isquiotibilales condicionan la posición de la rodilla, de modo que si no es estiran correctamente acaban estorbando en el pedaleo.

El triceps sural es el músculo de las pantorrillas. Es el que se estira y contrae cuando tomamos impulso para caminar o correr. Está conformado por los gemelos y el sóleo. Su ganancia de volumen no es tan visible como la de cuádriceps e insquiotibiales.

La práctica de spinning ayuda a obtener una figura más estilizada. El temor generalizado de muchas mujeres a que sus piernas se agranden demasiado queda completamente descartado. Eso solo sucede cuando se suma una dieta especial basada en proteínas a los entrenamientos de ciclo indoor.

Son en las fases iniciales, y dependiendo de las características de la actividad y la propia deportista, pueden ocurrir eposidios de este tipo. Pero lo más sensato es decir que practicar spinning ayuda a obtener unas piernas más definidas y moldeadas.

¿Cómo cambia el cuerpo con el spinning?

El spinning es un ejercicio perfecto para introducir cambios en el organismo. Su práctica periódica y bien ejecutada mejora el metabolismo y el funcionamiento de los sistemas respiratorio y cardiovascular, elimina toxinas por la continua transpiración de la piel y es, sobre todo, una modalidad que anima a seguir ejerciéndola. Es un constante impulso de automotivación y superación.

A nivel físico, las mejoras del ciclismo indoor se hacen patentes en zonas corporales como los glúteos, el área abdominal, los brazos o el comportamiento postural. Esto último es consecuencia de un buen trabajo en todos los grupos musculares citados.

Spinning antes y después: glúteos

Los glúteos son en realidad tres músculos: glúteos mayor, menor y medio. Con el spinning todos se ven fortalecidos, sobre todo el glúteo mayor. Este refuerza la capacidad de saltar, correr y pedalear con mayor eficiencia, fuerza y rapidez.

A su vez, se acelera el proceso de pérdida de grasa. En los glúteos y los isquiotibiales, grupos musculares muy grandes, se produce un elevado gasto de energía, y con ello, una mayor movilización de la grasa.

Otro beneficio del spinning en los glúteos es la prevención de lesiones y dolores en la espalda. Finalmente, estos músculos cuando están bien trabajados ayudan a ejecutar movimientos de frenada, aceleracion, cambios de direcciones e impulso en carreras y saltos.

Área abdominal

El spinning es una buena práctica deportiva para el core o área abdominal. Si bien su mayor interés se centra en la parte interior del cuerpo, las sesiones continuadas de ciclismo indoor pueden hacer adelgazar el abdomen.

Esta zona del cuerpo acumula mucha grasa, de modo que si se refuerza la actividad física con una dieta baja en calorías es posible reducir y aplanar el vientre. Para ello hay que introducir variaciones de intensidad en el pedaleo durante las sesiones deportivas.

Los entrenamientos deben incluir espacios de recuperación activa y posiciones alternas, subiendo y bajando continuamente del sillín para movilizar todos los músculos de este área del cuerpo.

Fortaleza en brazos

Los brazos son otra zona del cuerpo que se ve reforzada con el spinning. La postura y el trabajo al sostener el manillar permite trabajar los mismos. Bíceps y tríceps ganan en fuerza, resistencia y potencia.

Por otra parte, este tipo de entrenamiento es de los más adecuados para reducir el efecto alas de murciélgado, es decir, la piel floja y caída que se acumula bajo el tríceps.

Tal importancia tiene el spinning para los brazos que hasta existe una modalidad accesoria que combina la bicicleta indoor con el boxeo, el boxcycling. En ella se suman los golpes clásicos del boxeo a las pedaladas a distintas velocidades y resistencias.

Los resultados del spinning en piernas antes y después son más que visibles. Las chicas que practican esta modalidad consiguen un cuerpo más estilizado y más tonificado con apenas unas semanas de entrenamiento. Y sus piernas no engordan, así que aléjate de esa falsa creencia.

2 comentarios en «Spinning antes y después: resultados en piernas»

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *