Rodillo o spinning: ¿qué es mejor para entrenar en ciclismo?

A veces, el tiempo no acompaña y, por más que quieras, es imposible salir de casa. Otras veces, la rutina te impide poder disfrutar de esa ruta en bici que tantas ganas tenías de hacer.

Sea como fuere, debes saber que hay alternativas para entrenarte en casa si lo deseas. Es más, ahora hay más opciones que nunca gracias a las bicicletas de spinning y a los rodillos para bicicletas.

Pero, ¿cuáles son mejores para entrenar en ciclismo? La pregunta es bien sencilla, aunque la respuesta no lo es tanto. Vamos a analizar ambos campos a fondo para que veas lo que mejor encaja para el perfil de un ciclista.

Entrenamiento con rodillo

El entrenamiento con rodillo consiste, como su propio nombre indica, en pedalear sobre un rodillo. Con esta opción, lo único que necesitas en casa es tu bicicleta, un rodillo para pedalear y sitio para ponerte manos a la obra.

El funcionamiento de este método es simple: solo tienes que colocar el eje trasero de la bici en el soporte del rodillo que vayas a usar y empezar a pedalear como te apetezca.

A partir de ahí, se abren todas las opciones que necesites en cuanto a dificultad de pedaleo o intensidad con la que quieras practicar.

Cómo entrenar con rodillo en casa

hacer rodillo en bicicleta en casa

Ya hemos dicho lo que necesitas: bicicleta, rodillo y, sobre todo, ganas. A muchas personas les tira para atrás el hecho de tener que usar su propia bicicleta, sobre todo por el desgaste de esta.

Por eso, y por la fricción que suele haber con la superficie del rodillo, es por lo que se suele tener a mano una rueda especial para este tipo de entrenamiento.

Piensa que, a diferencia de en el campo o en el asfalto, aquí buscas el mínimo roce para que tus pedaladas transmitan toda la fuerza posible. Además, si usaras tus ruedas normales para entrenar con rodillo indoor, es muy probable que, al salir fuera, tuvieras problemas de adherencia.

Aparte de esto, para saber cómo entrenar con rodillo, no hace falta más.

El entrenamiento con rodillo solo exige saber montar la bicicleta y pedalear con ella, y lo primero es algo tan simple como colocar un eje en un soporte y ajustar alturas, en todo caso.

Aunque también hay que añadir que viene bien tener una toalla a mano, contar con un buen plan de entrenamiento con alguna rutina que tengas de profesionales o de apps dedicadas, acompañar de algo de vídeo y/o música para amenizar el entrenamiento, ponerte manos a la obra en una zona bien ventilada y, sobre todo, tener bastante agua y ganas.

Por lo demás, el resto es algo que apenas marca la diferencia entre rodillo o spinning porque, a fin de cuentas, acabas haciendo lo mismo: pedalear.

Beneficios de hacer rodillo

¿Que qué ventajas tiene entrenar con rodillo? Pues, dejando a un lado que te ayudan a mantener una mejor forma física, las siguientes:

  • Facilidad para controlar tu esfuerzo físico: no tienes que lidiar con las inclinaciones, con diferentes tipos de terreno, con el viento o incluso con el tiempo atmosférico. De este modo, te puedes centrar por completo en el esfuerzo que estás realizando y controlar por completo la precisión de tu entrenamiento.
  • Entrenas con el clima que quieras y cuando quieras: si hace mal día fuera o si te apetece echar algunos kilómetros antes de irte a trabajar, no hay problema. Entrenar en rodillo tiene ese punto a favor porque entrenas en tu casa, sin estar a la intemperie, salvo que así lo quieras, y no necesita un montaje complejo.
  • Mejora tu pedalada: además de poder controlar mejor tu esfuerzo físico, el no tener que prestar atención a agentes externos te permite centrarte por completo en cómo pedaleas. Así, puedes dominar aún más esta técnica y, cuando vuelvas a circular en el exterior, hacerlo con mucha más eficacia y menor riesgo de lesiones.
  • Mejora tu equilibrio: aunque no todos, hay algunos rodillos que exigen prestar mucha atención al equilibrio para no caer a los lados. Esto, que además sirve para potenciar la concentración en el entrenamiento, te ayuda hasta a mejorar tu postura y controlar mucho mejor tu posición. Cosas que, luego, se trasladan a tus entrenamientos en exteriores.

Inconvenientes de entrenar con rodillo

Obviamente, no estamos hablando de un tipo de entrenamiento que sea absolutamente perfecto. Estos son los inconvenientes del entreno con rodillo:

  • Cuidado con los ruidos: hay algunos rodillos para entrenar en casa que pueden ser especialmente ruidosos, sobre todo por el rodamiento de la rueda o del eje de esta. Si tienes vecinos, debes andarte con cuidado para que el ruido no sea excesivo y, sobre todo, no entrenar a deshoras. Ahora bien, si tienes un rodillo especialmente silencioso, esta desventaja desaparece automáticamente.
  • Tu bicicleta sufrirá desgaste: no olvides que lo que vas a usar como montura aquí es tu bicicleta, y eso implica darle más uso y, por ende, más desgaste. Por eso mismo, arriba hablamos de usar una rueda especial para entrenar en rodillo, con menos fricción y pensada para este tipo de entrenamiento. Aun así, es posible que las cadenas, cambios y piñones también se resientan por el uso. A fin de cuentas, sigues pedaleando kilómetros, aunque no te muevas del mismo sitio.
  • El aburrimiento puede pasar factura: obviamente, entrenar dentro de casa no tiene nada que ver con entrenar fuera de esta. Si hay algo que reprochan sobre todo los acostumbrados al ciclismo es que con el rodillo indoor no hay paisajes ni cambios de terreno. Sí, te puedes concentrar más, pero siempre estarás viendo lo mismo. Por suerte, hay simuladores para rodillo que pueden ayudarte a hacer más ameno el entrenamiento.
  • ¿Controlas tu temperatura corporal?: resulta curioso, pero, aunque puedas entrenar cuando quieras sin tener que preocuparte por el clima en el exterior, hay algo que se sufre bastante al entrenar con rodillo en casa: el calor. Tienes que controlar tu temperatura corporal, ya que la falta de ventilación puede hacer que se eleve más de la cuenta. Necesitarás ventanas cerca, ventiladores o incluso un aire acondicionado para que esto no te pase factura.

Mejores rodillos para entrenar en casa

Con todo lo que hemos explicado hasta ahora, queda bastante claro que tener un buen rodillo para entrenar en casa es importante si vas a recurrir a él para entrenar. De este dependen aspectos como el ruido, la estabilidad o todo el tiempo que podrás entrenar en tu hogar.

Por eso, y porque no existe un único tipo de rodillo, a continuación tienes una selección con los mejores rodillos para entrenar:

Ultrasport Rodillo para Bicicleta con y Sin Cierre Rápido, Carga Máxima 100 kg, Permite Entrenar...
  • Rodillo transforma en un momento una bicicleta con ruedas de 66,04 cm (26 pulgadas) o...
  • Rodillo está equipado con un cambio en el manillar que regula la resistencia o el grado...
  • Dimensiones del rodillo para bicicleta: anch. x prof. x alt. montado aprox. 55 x 46 x 38,5...
  • Un rodillo suave y silencioso, con rodillo con función magnética, apto para bicicletas...
  • Puede plegarse de forma compacta para guardarlo: durante la temporada de entrenamiento en...
Rebajas
Elite Rodillo rodillo Novo Mag Force 111303, blanco / rojo, FA003510043
  • Sistema de fijación rápida
  • Nuevo sistema de soporte ajustable
  • Rodillo de elastogel de 30 mm de diámetro
  • desconocido
Rebajas
unisky Rodillo Bicicleta Magnético de Ciclismo Rodillo Entrenamiento Bicicleta para Ruedas de...
  • SISTEMA DE BLOQUEO DOBLE: Las dos perillas a la izquierda y a la derecha del entrenador...
  • ESTABLE, ESTABLE Y FIRME: El entrenador de bicicleta estática para interiores está...
  • GIRO SUAVE: Al andar en bicicleta en casa, definitivamente es necesario un entrenador de...
  • PLEGABLE Y PORTÁTIL: Después de una instalación rápida, puede comenzar a montar en...
  • COMPATIBLE CON BICICLETAS: El soporte para entrenador de bicicleta de interior Unisky se...
Rebajas
Elite Arion - Rodillo de ciclismo, color rojo y negro
  • Bastidor ligero y resistente
  • Rodillos en forma parabólica para la máxima libertad de pedaleo
  • Tarima integrada en la estructura
  • Compatible con Misuro B+ y App My E-Training
Sportneer
  • ESTABILIDAD EN CUALQUIER SUPERFICIE: Construido con una base ancha y baja postura para un...
  • MANTÉN EL SILENCIO: Su diseño suave y sin costuras y la rueda de resistencia a prueba de...
  • 6 CONFIGURACIONES DE RESISTENCIA: Entrene según sus necesidades con el control remoto...
  • EASY BIKE RELEASE: ¿Listo para salir? Simplemente presione la abrazadera de la palanca de...
  • EXCELENTE COMODIDAD: ¿te preocupa que no sirva para tu bicicleta? No hay problema. El...
Rebajas
FITFIU Fitness ROB-10 - Rodillo Bicicleta plegable para entrenamiento indoor, con regulador de...
  • Rodillo de bicicletas para entrenamiento indoor compatible con ruedas de 26’’ a...
  • Seis grados de resistencia regulables
  • Mecanismo trasero de desenganche rápido para asegurar un ajuste adecuado
  • Soporte para la rueda delantera incorporado para mayor estabilidad durante el ejercicio
  • Cuadro plegable para guardar o transportarlo fácilmente
Rebajas
Elite E306 Qubo Fluid - Rodillo tecnología Fluid de ciclismo
  • Trainer silencioso, sencillo y potente que puedas utilizar
  • Unidad fluida con potencia aumentada
  • Rodillo de elastogel con diámetro aumentado a 45 mm
  • Compatible con ruedas de 20" a 29"
  • Estabilidad del chasis

Entrenamiento con spinning

A diferencia del entrenamiento con rodillo, en el entrenamiento con spinning utilizas una bicicleta diseñada única y exclusivamente para ejercitarte de forma estática. Olvídate de usar una bici que podrías llevarte a la calle o al campo para hacer kilómetros.

De hecho, el nombre de este entrenamiento viene precisamente del elemento central de todo: la bicicleta de spinning. Esta es lo único que necesitas para entrenarte, aunque las hay de muchos tipos distintos, con materiales, volantes y hasta manillares o asientos distintos.

Es fundamental realizar un calentamiento previo antes de entrenar, para evitar lesiones. Tampoco desaconsejamos que plantees tu entrenamiento por fases, para que haya diferentes etapas que den más dinamismo a la sesión. No olvides, tampoco, tener una parte de enfriamiento y estiramientos para que el cuerpo poco a poco vuelva a la normalidad.

En cuanto a lo demás, solo necesitas ropa cómoda para entrenar y, como con el rodillo, ganas de ponerte manos a la obra, o pies a los pedales.

¿Cómo entrenar con spinning?

Puedes encontrar decenas y cientos de rutinas para entrenar con spinning. Dado que, además, estas bicicletas cuentan con diferentes niveles de resistencia ajustables, puedes configurar y moldear tu entrenamiento como lo prefieras.

Con unas buenas zapatillas, algunas bicis son compatibles hasta con las calas de las zapatillas de ciclismo, buena ropa y un poco de agua, puedes entrenar con spinning perfectamente.

Si quieres profundizar un poco más, puedes consultar rutinas o apps de spinning con entrenamientos para conseguir mejores resultados y sesiones más exigentes. De hecho, también puedes buscar algún simulador de bicicleta con rutas virtuales y hasta competiciones con amigos o desconocidos para darle un aliciente bastante bueno.

⭐ ¿Nuestro mejor consejo? Que te «empapes» de más detalles sobre un buen entrenamiento aquí: Cómo hacer spinning correctamente.

¿Y el spinning con simulador?

Tal y como hemos mencionado, el spinning con simulador es una opción bastante jugosa. Bien es cierto que, para sacarle el máximo partido, necesitas contar con un ciclo indoor compatible con las apps de entrenamiento, ya que esta es la mejor manera de simular que estás circulando por rutas reales.

Lo bueno de estas soluciones es que te permiten compartir rutas online con otras personas, visitar senderos inalcanzables normalmente y disfrutar de toda clase de parajes sin importar el clima real que haga.

Todo lo haces desde tu casa, o desde donde quieras entrenar, y además cuentas con tablas de puntuaciones, diferentes rutas con distintas dificultades y toda clase de extras para competir un poco con los demás si te apetece. Como extra, es más que aconsejable, porque da un toque lúdico ideal para disipar el aburrimiento de entrenar en casa.

Beneficios de hacer spinning

Dejando a un lado que, como en el rodillo, el spinning te ayuda a mantenerte en forma, vamos a ver cuáles son los principales beneficios de entrenar de esta forma:

  • No hay riesgo de lesiones: las caídas, salvo que pase algo muy extraño, no tienen sitio en el spinning. El riesgo de lesión es muy bajo, ya que no hay apenas exposición a agentes externos. Lo máximo que puede pasar es que tengas un problema de rodillas, lo mismo que pasaría con una bici normal. No obstante, te ahorras accidentes, caídas y todo tipo de problemas ajenos que pudieran lesionarte.
  • Te ayuda a gozar de mejor salud: el ejercicio físico siempre ayuda a mantener un mejor estado de forma, y esto al final repercute en tu salud. Respiras mejor y hasta tu sistema cardiovascular funciona mejor. Es más, este gana más debido al tiempo de entrenamiento que supone el spinning, tan centrado en la resistencia aeróbica.
  • No dependes del tiempo que haga: vas a poder entrenar spinning cuando te apetezca, incluso aunque nieve, haya hielo o esté lloviendo a mares. Dado que pedaleas al resguardo de tu hogar, no tienes ese tipo de problemas que suele haber con el tiempo. Es más, no tienes por qué cancelar tu «ruta» porque haga un mal día.
  • Buena forma de combatir el estrés: a veces no hay nada mejor que darlo todo sobre los pedales para descargar tensiones y aliviar tu mente. Como no tienes que dejar tu cabeza en otra cosa, puedes centrarte en pedalear y liberar adrenalina con algún que otro buen sprint. Ideal para combatir el estrés.
  • No necesitas tu bicicleta: a diferencia de lo que sucede al entrenar con rodillo, aquí no estás empleando tu bicicleta, sino una diseñada especialmente para este tipo de entrenamiento. Gracias a esto, no desgastas la montura que sueles usar para ir por la calle o hacer rutas, ni tampoco tienes que comprar ninguna rueda especial.

Puedes leer mucho más al respecto en este texto sobre qué es el ciclo indoor y qué beneficios tiene para ti.

Inconvenientes de entrenar con spinning

Es muy bueno, pero sí, también hay ciertos inconvenientes o desventajas de entrenar con spinning. Las vemos a continuación:

  • Posibles lesiones de rodilla: a la hora de usar una bicicleta de spinning, aunque se reduzca el riesgo de lesiones en general, sí que se potencia el riesgo de lesiones de rodilla. Un mal ajuste en la resistencia del volante de inercia, o intentar pedalear con más intensidad de la debida, puede provocar que las rodillas se resientan y, al final, esto pase factura.
  • Malas posturas al pedalear: si hay algo importante en los ciclos indoor de spinning, sin duda es su ajuste de altura y horizontalidad. Es fundamental que asiento y manillar estén bien colocados para que haya una buena postura de pedaleo. Muchas personas pasan esto por alto, lo que deriva en una postura inadecuada que puede provocar problemas de espalda o incluso peor equilibrio al coger una bicicleta real.
  • El riesgo de la monotonía: el peor enemigo del entrenamiento en spinning es la monotonía, cosa en común con el uso del rodillo. No poder ver un paisaje cambiante, no toparse con subidas o bajadas, ni cruzarse con terrenos distintos o hasta otras personas, pasa factura. Por suerte, hay simuladores de ciclismo para profesionales y cicloturistas que son compatibles con estas bicis y permiten divertirse un poco más.
  • Problemas de ventilación en la vivienda: vigila muy bien la ventilación del lugar donde estés entrenando, porque no hay nada peor que una zona cerrada para una sesión de spinning. La temperatura aumenta, y eso provoca más cansancio, como también una sudoración que puede irritar partes sensibles de tu cuerpo o hasta generar un olor bastante poco agradable. Hay que andarse con ojo, o con nariz.

⭐ Este tipo de problemas también lo encuentras con las hermanas menores de las bicis de spinning, las elípticas. Aunque de esto te contamos mucho más en Elíptica o spinning: ¿Cuál es mejor?

Conclusión: ¿rodillo o spinning?

rodillo o spinning

Ya hemos visto las dos caras de la moneda, ahora las vamos a enfrentar. ¿Con cuál deberías quedarte, el entrenamiento con rodillo o el entrenamiento con spinning?

Sentimos adelantarte que ni blanco, ni negro. Pero antes, vamos a comparar algunas cosas entre ambas.

1. Dinámica del entrenamiento

Para empezar, vamos a hablar de la dinámica del entrenamiento. Aunque ambos sean de naturaleza estática, el spinning es mucho más dinámico.

Las sesiones exigen usar diferentes posturas, cambiar niveles de resistencia, intensidades de pedaleo y un largo etcétera al que el rodillo ni se acerca.

2. Mejora de la postura corporal

En cambio, el rodillo es mejor si quieres entrenar tu postura.

Dado que usas una bicicleta real, generalmente la que utilizas cuando sales al exterior, puedes adoptar una postura mucho más precisa.

Esto es especialmente interesante para ciclistas que ya tienen poco de amateur y son más exigentes.

3. Quema de grasa y pérdida de peso

También hay que decir que el entrenamiento con spinning tiene un mayor impacto físico y acelera la quema de grasa, ya que es más exigente, a la vez que su montaje es mucho más sencillo y rápido.

4. Concentración

Por su parte, entrenar con rodillo te ayuda a mejorar tu concentración más que el spinning, al no tener que estar pendiente de los cambios en la rutina de entrenamiento.

A su vez, otorga un mayor realismo por no usar una bicicleta modificada y complementa mejor a la hora de entrenar otras partes del cuerpo.

5. Entrenamiento de la resistencia

De hecho, hay que decir que el rodillo sirve para entrenar mejor la resistencia de cara a largos recorridos en llano.

Ambos se igualan, por otra parte, a la hora de entrenar la fuerza o de abrazar las nuevas tecnologías, gracias a las nuevas apps de entrenamiento que hay para spinning y rodillo indoor.

Tras todo esto, es hora de dejar las cosas muy claras sobre qué es mejor, rodillo o spinning:

¿Quieres entrenar para mejorar tu rendimiento como ciclista?

Entonces, escoge el rodillo. Te ayuda a corregir tu postura, usas tu bicicleta y, aunque algo más aburrido, es lo que mejor encaja con lo que entrenaría alguien asiduo al ciclismo.

¿Quieres mejorar tu línea y estado de forma?

Entonces, elige la bici de spinning. Esta encaja mejor para un entrenamiento físico más generalizado, de hecho, su objetivo es ser otro aparato de gimnasio, especializado en la quema de grasas, aunque más versátil gracias a la variabilidad de sus rutinas de entreno.

Ahora ya sabes las diferencias entre rodillo o spinning, sus beneficios e inconvenientes, así que ya deberías tener claro qué entrenamiento en bicicleta es mejor para ti.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *