Hacer spinning todos los días

Empiezas a rodar y tienes ganas de ponerte al 100% desde primera hora. Suele pasar, todo el mundo empieza con algo que le gusta y tiene ganas de emplearse al máximo, sobre todo cuando es algo que engancha tanto como el spinning.

Pero, ¿es bueno hacer spinning todos los días? No. Entonces, ¿es malo hacer spinning todos los días? No.

¿En qué quedamos?

En que hay matices muy importantes. Tanto, que te lo vamos a explicar con todo detalle para que sepas cuántos días son aconsejables y cómo deben hacerse estos entrenamientos. El spinning puede ser muy bueno para nuestro organismo, pero hay que saber controlarlo.

¿Es malo hacer spinning todos los días?

hacer spinning todos los días

Es malo hacer spinning todos los días, siempre y cuando no sepas controlar la intensidad del entrenamiento. En el estudio «El ciclo indoor como actividad física saludable», publicado por la Universidad de la Rioja, se llegó a dicha conclusión tras analizar diferentes casos:

«Intensidades tan altas podrían resultar lesivas o perjudiciales para sujetos poco entrenados o con bajo nivel de condición física.»

Pasa más de lo que debería, y todo se debe a la falta de información y al ansia por conseguir resultados rápidamente.

Existe una regla de oro que circula mucho entre los expertos en la materia, y es que no se deben sobrepasar los cuatro días de entrenamiento a la semana. De hecho, se recomienda que haya uno intermedio de descanso para que el cuerpo pueda aclimatarse. Sobre todo, si se es una persona que no se ejercite.

Mantenerse en ese límite es buena idea, aunque ya profundizaremos en ello más adelante.

Practicar spinning todos los días de la semana puede ser necesario si eres una persona que busca una preparación específica para una competición profesional, y aun así, el riesgo de lesión y daños es elevado.

No lo aconsejamos si estás empezando. Solo lo aconsejamos si se acerca un evento exigente y necesitas prepararte a fondo, y ya tienes cierto «rodaje» detrás que te permita conocer tus límites.

Asimismo, es importantísimo establecer límites en cada sesión y controlar la intensidad. Cosa que deja muy claro el estudio que hemos citado. No te pases, porque tu cuerpo puede sufrir daños musculares y articulares que te impidan volver a pedalear con normalidad.

¿Se puede hacer spinning todos los días?

Se puede hacer spinning todos los días, por supuesto, todos somos libres. Otra cosa es que sea aconsejable.

Hay matices que no se pueden pasar por alto, de hecho antes ya te hemos dejado claro que no es del todo positivo. Ahora bien, también puede convertirse en algo necesario y útil si sabes controlar tus entrenamientos.

En caso de hacer spinning todos los días, es ideal que bajes un poco la duración de los entrenamientos. ¿Eres un profesional preparándose para una competición? Entonces no te cortes, pero sigue regulando bien la intensidad y las duraciones.

Es ideal que, a lo largo de la semana, haya al menos uno o dos días de descanso para que el cuerpo pueda recuperarse y se reduzca el riesgo de lesión. El spinning es un ejercicio de bajo impacto, pero su constancia y la ausencia de descansos puede facilitar la aparición de daño muscular o fallos en las articulaciones, sobre todo en rodillas.

Por otra parte, lo bueno de un entrenamiento controlado a lo largo de toda la semana es que se acelera la aparición de los beneficios.

Si decides entrenar 5 o hasta 6 días a la semana acortando la duración de las sesiones, puedes notar una fácil adaptación al ejercicio aeróbico y un incremento de la resistencia. También otras mejoras como la pérdida de grasa y de peso.

Es otra forma de llegar, aunque no la más aconsejable. Porque se puede hacer spinning todos los días, sí; pero también puede que sea más fácil que te lesiones. Y eso lo echaría todo por tierra.

Si estás empezando, procura hacerlo pocos días a la semana. Ya tendrás tiempo de ir subiendo de nivel.

🔔 ¿Ya te has decidido a empezar tus sesiones de entrenamiento spinning? Si todavía no has elegido tu bicicleta te recomendamos echar un vistazo a nuestra comparativa de las mejores bicis spinning.

¿Cuántos días deberías practicar spinning?

No hay una cantidad fija de días a la semana para practicar spinning. Lo que sí hay es una fórmula progresiva que va evolucionando a medida que te acostumbras y que vas mejorando resultados.

Se suele decir que cada maestrillo tiene su librillo. Vamos, que cada uno puede hacer las cosas a su manera cuando miramos a las posibilidades del spinning.

Lo ideal si no acostumbras a hacer deporte o si no sueles pedalear es comenzar con unas tres sesiones semanales de spinning con una duración de 30 minutos aproximadamente. Pedalea con una intensidad media para ir haciéndote al ciclo y entender hasta qué punto exige esta rutina.

Una vez ya se establece un patrón y te vas acostumbrando, hay que subir un peldaño más. El cuerpo debe entrenarse, sobre todo si quieres buenos resultados, así que puedes mantener la misma cantidad de días, pero elevar la duración de sesión a los 45 minutos. Cuando te hagas a esta, pasa a entrenar 4 veces por semana.

Con esto ya has alcanzado una muy buena cifra. En el caso de que se te quede corto o te sepa a poco, una muy buena forma de progresar es mantener esos 4 días a la semana, pero distribuir los entrenamientos de la siguiente manera:

  • Fase 1 – 30 minutos con intervalos de alta intensidad.
  • Fase 2 – Descanso de 15 minutos.
  • Fase 3 – 30 minutos con intervalos de alta intensidad.

Hay una segunda regla de oro con las sesiones de spinning, y es que lo ideal es que no superen la hora de duración, dado que elevar la cantidad puede propiciar la aparición de hambre, se puede perder masa muscular o incluso sufrir cierto desgaste articular.

Claro está, todo depende también de tus objetivos. Si quieres perder peso, entonces quizá sí te interese excederte un poco más de esa hora. Si no es así, entonces amóldate a lo que te decimos.

¿Cuánto tardarás en ver resultados?

2 días, 5 horas y 12 minutos. Ahora en serio, ¿esperabas una respuesta así de directa?

Es imposible.

Todos somos diferentes, nuestros cuerpos son únicos y, por lo tanto, los efectos de hacer spinning todos los días se manifiestan diferentemente. Pueden hacerlo antes, pueden hacerlo después, pero nunca se repiten exactamente igual en distintas personas.

Sí que es cierto que, si te mantienes constante siguiendo la progresión que te hemos indicado más arriba, empezarás a ver resultados en unas dos semanas. Es el tiempo aproximado que suele requerir el cuerpo para amoldarse a las exigencias de esta práctica deportiva.

Lo notarás en tu capacidad para aguantar mejor las sesiones de pedaleo, como también en cómo tu mente responde al esfuerzo y a la mera idea de ponerte a entrenar.

Aun así, los resultados empiezan a verse de verdad a la tercera semana. Es más, si comes sano, te adelantamos que habrá hasta una pérdida de peso. Si también metes «caña» con niveles de resistencia altos, tus piernas empezarán a hacerse de notar.

📢 Quizás todavía tienes dudas sobre si hacer entrenamiento en bicicleta elíptica o spinning. En este artículo te contamos las diferencias y beneficios de cada una para resolver la duda general de todo el que empieza: ¿es mejor spinning o elíptica?

¿Cuáles son los efectos de hacer spinning a diario?

beneficios de hacer spinning todos los días

Practicar spinning solo trae ventajas a quienes se entrenan.

No es que se trate solo de una creencia popular o algo que puede decirte tu vecino o tu amigo, hay estudios que lo corroboran y lo sabemos con certeza: hacer spinning a diario tiene beneficios, aunque como todo en esta vida depende del quién, el cómo y el para qué.

Adelgazar sin perder masa muscular

De hecho, precisamente estos estudios han demostrado que el ciclismo indoor en solitario, o combinado con un entrenamiento de fuerza, mejora notablemente nuestra resistencia aeróbica. Asimismo, reduce los niveles de triglicéridos y aumenta el nivel de colesterol LDL, el colesterol «bueno».

Lo mejor, desde luego, es que causa la pérdida de peso sin que haya pérdida de masa muscular. Y eso es lo verdaderamente interesante, porque tus músculos se fortalecen a medida que la grasa se va desvaneciendo.

Son resultados que se perciben con el tiempo si entrenas a diario, aunque los resultados empiezan a verse sobre todo a las 2 – 3 semanas dedicándote como es debido. Como te comentábamos antes.

Trabajo de resistencia superando agujetas

La primera semana puede ser complicada, y los efectos no del todo placenteros. Si eres una persona que no acostumbra a hacer ejercicio, el tercer día probablemente notarás unas molestas agujetas en todo tu cuerpo.

Y no solo eso, la mente está ahí generando cierto rechazo. A fin de cuentas, el spinning, aunque las clases puedan ser divertidas, es un ejercicio exigente y que pone muy a prueba tu resistencia y tu tren inferior. Las piernas serán las primeras en hacerte notar estos primeros días.

Algún que otro dolor y falta de ganas, pero también motivación a seguir entrenando y sin faltar a tus sesiones. Esto es lo habitual en los primeros días.

Luego llega la segunda semana, y ahí tu cuerpo y tu mente ya empiezan a saber bien de qué va la cosa. De hecho, ya se soportan las clases y se puede mantener el ritmo durante los 45 minutos o la hora de entrenamiento diario.

Te empiezas a «acomodar» a la rutina porque ya la vas dominando, ¡ya hay resultados! Todavía queda por mejorar, pero ya no es tan cuesta arriba y notas cómo tus piernas responden mejor y cómo el mundo ya no se te viene encima en la recta final. Enhorabuena, la resistencia está mejorando.

Tanto la resistencia como la capacidad aeróbica, cosa que ya termina de definirse en la tercera semana. Aquí está todo más asentado y es cuando ya se sugiere elevar el total de sesiones de entrenamiento o la duración de las mismas.

Mejora del core y piernas fuertes

Lo bueno es que ya se notan los beneficios del spinning. Tus piernas son algo más fuertes, aunque definir su musculatura requiere mucho más tiempo. Tus abdominales empiezan a tener menos agujetas y poco a poco se van fortaleciendo también.

A eso, suma que hasta tus glúteos se van a ir endureciendo. Todo lo que es el «core», que abarca el tronco, parte de la espalda y las piernas. Todo eso va mejorando su fuerza y su resistencia al ejercicio.

En definitiva, estás tonificando y consiguiendo mejorar tu capacidad para afrontar cualquier esfuerzo físico. Los beneficios de entrenar spinning a diario y con control son enormes. Aquí lo acabas de ver.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *